Flamencas que se visten por la cabeza

Para conocer un poco más sobre los complementos para el pelo de una flamenca nos vamos a remontar al año 1847. Por aquella época las mujeres de los tratantes o comerciantes, muchas de ellas de etnia gitana, acompañaban a sus maridos a la Feria del Ganado en Sevilla.
Ellas vestían holgadas batas para realizar las faenas a las que además de un delantal, les añadían dos o tres volantes, que con el paso de los años se convirtieron en moda no solo por la comodidad que les brindaban, sino porque realzaban el cuerpo femenino y al caminar aportaban un ondulante vuelo, dándole el toque de sensualidad que con otras vestimentas no conseguían. Pero no fue hasta 1929, cuando en la Feria de Abril de Sevilla, el traje de flamenca, se consagró como la vestimenta oficial para acudir a la misma; tradición, que como ya sabéis afortunadamente continúa hasta nuestros días.

camaron

El traje de flamenca se renueva y se reinventa cada año añadiéndole nuevos complementos y materiales, y ahí es donde entra en escena Mar Cano, quien tiene una habilidad pasmosa para decorar la cabeza de una flamenca; quizás sea por sus más de 15 años dedicada y rodeada de grandes del flamenco como Camarón, (de quién fue representante durante doce años), Enrique Morente y todo el elenco de los mejores buleaores de Jérez.
Por eso Mar asegura que quien lleve la cabeza arreglada por ella, sea cual sea la feria o evento flamenco, sea niña o mujer, puede ir pisando fuerte, porque va a acaparar la atención de la gente sin lugar a dudas. “—No es necesario llevar un traje de Flamenca espectacular —dice— ni ser alta, ni joven, ni delgada para tener el éxito asegurado. Por regla general la gente no le da la suficiente importancia a la cabeza y esa parte es fundamental en una flamenca.”

Para Mar, la cabeza de una flamenca, al contrario de lo que solemos ver, no tiene límites, por eso está en continua creatividad de nuevos diseños en los que cada año, renueva colores, adornos, estilos, formas y materiales. En cuanto a peinas dispone de modelos exclusivos nunca vistos, con formas y colores únicos. Flores de mil formas y colores, hechas a mano en su atelier,  por eso tienes la opción de poder llevarlas del mismo tejido que el vestido o del color que desees.

estrella-morente

Un olé por sus creaciones, porque una flamenca sin un buen complemento en la cabeza, es como una feria sin caballos…